viernes, 22 de octubre de 2010




Mis ojos podrían estra vendados toda la vida y aun así nunca olvidaría tu cara ni la expresión de tus ojos...






1 comentario:

Maiko 舞妓 dijo...

Efectivamente, cuando nuestra memoria fotográfica hace un buen trabajo sentimental y emocional, indudablemente entre un millón de personas, detectaremos su presencia.
Un beso