miércoles, 13 de octubre de 2010

Espejismo (31 de Julio de 2008)

A veces la vida nos depara fuertes sensaciones. Podriamos compararla a una gran extensión desértica...

Hay quien ama el desierto a pesar de su dureza… es su hábitat. Nunca le abandonaría. Quien ama la vida de verdad, no flaquea ante situaciones extremas…


Al igual que en el desierto, en la vida encontramos espejismos, algo que nos hace olvidar por unos momentos la dureza del terreno, el sol que nos abrasa, la sed que nos consume…


Pero solo es eso, una ilusión que desaparece cuando el sol se esconde.


Lo importante es que ese espejismo no deje en ti la sensación amarga de que nunca ha existido, porque seguirá viviendo en tu mente y lo recordaras siempre como un soplo de aire fresco, una bienvenida a la vida, una esperanza… aunque solo fue momentánea.