domingo, 3 de octubre de 2010









2 comentarios:

RJ dijo...

Querida amiga; ¿seguimos con los ojos vendados? pasión ciega, amor ciego, entrega ciega. Bellisimo cuando la ceguera es voluntaria.

persea dijo...

Asi es, querido amigo... ceguera total.
Un cariñoso beso