viernes, 31 de diciembre de 2010






La huele, la toca, la siente...

Lo hace en cualquier sitio, allí donde le apetece.

Le pertenece incondicionalmente y asi se lo hace saber a través de sus gestos, miradas y sobre todo con su íntima aproximación hacia ella.

Es una delicia para los sentidos cuando algo asi sucede...

4 comentarios:

sonndemmar dijo...

Su íntima aproximación... Eso te deseo para el año nuevo. O una muy buena, o varias muy reconfortantes.

Leyéndote me traes tantos recuerdos.
Yo jamás creí que perdería alguna vez la líbido y se me fue, como un pez entre los dedos, durante mas tiempo del que creí imaginable. Pero la chica ha vuelto al hogar y tiene todo el día atizado el fogón... jjj así que ve preparándote. Porque su vuelta se me antoja cercana.

Y mi penúltimo deseo para ti, es que hagas un jersey de autocariño con ese ovillo que te hace invisible.

Repito... Cambia de espejo. O regálate una camiseta que ponga... hay mucha mujer en este cuerpo. Yo creo que me voy a estampar otra.:)

Muchos besos cielo, me conmueven tus fotografías, cuanto trabajo, buscando la belleza.
Ya verás como el año impar nos trae cositas buenas...

persea dijo...

Muchisimas gracias por tus buenos deseos preciosa. Los traslado hacia ti para que el año que va a empezar traiga todo lo que deseas y mas...

Ya estrenaremos esas camisetas te lo prometo y hare otro jersey para ti, con todo mi cariño.

Muchos besos y felicidad para esta transición.

Anónimo dijo...

Persea, enhorabuena por tu blog. Me ha encantado la serie de fotos que tienes. Gracias.
Un beso,
Jack.

persea dijo...

Gracias a ti Jack, por tu visita y tu comentario.

Estas en tu casa, un afectuoso beso.