martes, 27 de septiembre de 2011

El dolor como regalo...





















2 comentarios:

AANGEL dijo...

Recuerdo que una amiga me comentó que al principio nunca lo pedía... cuando llegaba lo soportaba… sabía que tenía que ser así, lo había leído tantas veces… sin embargo, no terminaba de entender el por qué… no lograba nunca terminar ese puzzle…

… un día lo empezó a sentir como algo que deseaba entregar, un regalo, algo que Le ofrecía… y fue curioso, las piezas del puzzle empezaron a encajar… sintió satisfacción, orgullo, plenitud, placer…

… lo que antes tan solo soportaba, se convirtió en una “necesidad”… de regalárselo, de sentirse completa… y dolía más, pero lo suplicaba…

Un beso fuerte, persea

laprincesa{Celta} dijo...

Entiendo perfectamente las palabras de AANGEL, lo que al principio se nos escapa después cobra sentido y significado, se convierte en una necesidad...

Un besazo persea y un saludo respetuoso a AANGEL.
Preciosa tienes un detalle en mi blog que me encantaría compertir contigo, sólo es eso, un detalle, una mención por lo entrañable que has sido siempre conmigo.