martes, 30 de noviembre de 2010

Espera








Ella espera tranquila, preparada...
No sabe el tiempo que ha permanecido asi, pero está tranquila y confiada, tratando de imaginar lo que le deparará la imaginación de su Señor cuando El asi lo decida







2 comentarios:

Maiko 舞子 dijo...

Si confía demasiado se puede llevar una gran sorpresa.Yo ya hace tiempo que esa magia la olvidé, prefiero tener los pies sobre tierra firme. Pero es mi opinión aún así bellas palabras.
Besos

persea dijo...

Tienes razón Maiko, pero, aún así, me gusta soñar...y sobre todo imaginar durante un rato que las cosas son como las he soñado.

Gracias querida Maiko.

Un cariñoso beso