martes, 10 de septiembre de 2013

Unidos




Si me atas a tu mano
cíñeme el collar igual que un beso
sellado piel con piel
y haré de tu mirada mi mundo
con la fuerza de tus silencios encadenada.

Entonces, bendeciré tus pies con mi boca,
para ser perra que aúlla tu nombre
más allá del juego,
en esta pasión que atrapa el alma.

Versos de Perra Negra - Pura Salceda