jueves, 17 de septiembre de 2009

Lucha


Lucha por tus sueños, pero no lo hagas a la ligera.
Lucha con la confianza de que saldras con la victoria en tus manos.
Lucha con fe, la fe de lo que más se ama.
Esconde tus miserias y engalana tu existencia ante los ojos de los demás.
Solo asi podrás ir un paso por delante.
Conoce a tu adversario, sus técnicas, sus tácticas...
Pero que el nunca sea conocedor de las tuyas bajo ningún concepto.
Guarda tus debilidades de la vista de todos, asi no llegaran a su oido.
Utiliza la astucia para conocer sus flaquezas, pero nunca las utilices para dañar.
Sólo conócelas.
Pero lucha...

4 comentarios:

Maiko dijo...

Ya se te echaba de menos, un saludo, y gracias por las palabras que plasmas en este lugar, son lecciones muy constructivas.
un saludo

freebird dijo...

Una reflexión acertada y que implica consecuencias de distinta índole, sin embargo Persea, creo que escondiendo las debilidades de cada uno, se hace un flaco favor en aras de una relación basada en la entrega y la sumisión sin condiciones... es mi opinión.

Saludos y millas.

sonndemmar dijo...

Hola persea.

Me gusta esta entrada… debe ser porque tengo espíritu luchador. Es curioso la gente en general cuando oye la palabra sumisas siempre piensa en alguien débil y frágil... Yo no he conocido a ninguna sumisa así... Mas bien todo lo contrario...
Te dejo una frase que me gusta mucho y se puede aplicar a mí entender en este caso... Porque yo creo que todo es una cuestión de actitud ante la vida...

Existe lo que se llama la actitud durante la tormenta. Cuando uno es sorprendido por una repentina tormenta, se puede o bien correr lo más aprisa posible o bien colocarse rápidamente bajo los aleros de las casas que bordean el camino. De todos modos nos mojaremos. Si uno ya estuviera preparado mentalmente a la idea de estar mojado, se estaría a fin de cuentas muy poco contrariado con la llegada de la lluvia.

Libro del samurai.

Besos y saludos.

persea dijo...

Hola Maiko, me alegro de saludarte y de verte por aqui de nuevo. Gracias por tu comentario. Un beso

freebird, gracias por tu nueva visita. No me refiero a esconder las debilidades a la persona a la que te has entregado. Mi lucha se dirige a elementos externos a esa relación. Un saludo.

sondemar, me alegra verte por aqui, sigo tu blog y me encanta.
Muy acertada tu frase, gracias por compartirla. Un beso