lunes, 13 de julio de 2009

Deseo

El simple y sencillo hecho de que EL me prive de la visión ya en si es un acto de poder,
estoy en sus manos, confiada, tranquila...
Mi cuerpo se transforma,
comienza a experimentar cambios,
el deseo aflora desde lo más íntimo de mi ser,
eleva las ansias que siento de que me posea,
de que me recuerde que soy suya,
su propiedad...

2 comentarios:

freebird dijo...

La venda en los ojos no es más que la extensión del poder que ejerce el amo sobre la sumisa, sin venda no existiría la incertidumbre, y sin incertidumbre no puede existir el placer...

Saludos.

persea dijo...

Exactamente...la incertidumbre.
Cuando esa incertidumbre viene provocada por EL, la mezcla es explosiva.

Gracias por venir a tu casa.

Un beso