sábado, 26 de febrero de 2011

Cara 



y...




Cruz???

viernes, 25 de febrero de 2011



Ojos de cristal con la mirada perdida en un punto del horizonte, sin llegar a percibir lo que está más cerca...


Ojos opacos que no miran hacía el exterior sino que revierten su mirada al interior de su mente, tampoco llegan a ver lo cercano...


A veces vemos lo que queremos ver, nos dejamos llevar por unos ojos engañosos, ávidos de hacernos ver lo que estamos deseando vislumbrar, sin caer en la cuenta de que se trata de un engaño.



Orgasmos III






















jueves, 24 de febrero de 2011



No tengo más remedio que rendirme a la evidencia:

He fracasado rotundamente como esclava.

No he sabido estar a la altura o quizá el papel me quedaba grande. Lo he intentado con todas las fuerzas con las que contaba, y me he caído estrepitosamente.

Junto al fracaso llegan la desilusión, el desánimo y el sentimiento de incapacidad para llegar a ser una buena esclava. Sin dejar de lado, por supuesto, la sensación de que nunca podré volver a entregarme como lo he hecho, con lo que mi vida dentro de la D/s ya no tendría sentido.

Ya sabía que no era fácil, al contrario, sumamente duro y áspero, pero era lo que yo quería, llegar a ser mejor cada día, ir viendo esa evolución que se producía en mi y que nunca pensé fuera posible. 

Aún así, me siento orgullosa de mi larga experiencia perteneciendo a alguien, sintiendome completamente suya, aprendiendo a ser lo que esperaba de mi.

Eso nunca podrá quitarmelo nadie.



miércoles, 23 de febrero de 2011







lunes, 21 de febrero de 2011












domingo, 20 de febrero de 2011









sábado, 19 de febrero de 2011

Gracias por estas palabras...



"...El hecho de incumplir o desobedecer no provienen de que no sientas la sumisión, la pertenencia, de que no los vieras como muestra de entrega, en el fondo era tu forma de reaccionar ante lo que sentías. Querías mas, no mas intensidad en las cuestiones físicas, sino más complicidad y más compromiso. 

Siempre he pensado que cuando una sumisa de verdad cruza el rio y es capaz de asumir que quiere vivir así, siempre, siempre, siente la necesidad de experimentar cada día más, es una ansiedad en el buen sentido que te invade, agradable y emotiva, pero que hace que busques más y más de quien dependes. Si el compromiso, en el buen sentido entendido, no se concreta, hay vacío. Se puede pretender llenar con contactos esporádicos, pero nunca serán suficientes, porque ya se cruzó el rio.

Eres lo que eres, no son palabras, son sentimientos, es vida. 

Puedes cambiar? Si, claro. Dejar de fumar, adelgazar o engordar, ver con más relatividad determinadas cosas, pero, puedes dejar de sentir como te gusta sentir? 

Puedes dejar de sentir de la manera que ves tu alma completa y plena?

Llegará un momento en que sepas distinguir y separar a la persona de la forma de vida, al Amo de la Dominación y a cada uno le imputes sus virtudes y sus defectos. Es lógico que identifiques Amo con Dominación cuando te sientes suya, pero cuando pase más tiempo verás las diferencias.

La Dominación como forma de entender una relación es hermosa, emotiva, plena... Trasciende más allá de las personas, sus comportamientos, sus formas de entenderla condicionan lo que pase. Pero la Dominación como concepto no tiene la culpa de que yo, por ejemplo, la interprete equivocadamente o le de significados que otros no comparten.

A ti te llena esa Dominación, te da vida, solo podrás vivir sin ella hasta que llegue alguien especial. Es natural que lo dudes, hasta tienes derecho a poner en duda lo que lees, pero yo se que tu alma está marcada. Siempre te he dicho que eres una sumisa, incluso cuando tu no querías escucharlo.

La dominación exige continuidad, complicidad y compromiso, no basta con decir soy el dueño, debes serlo.

Hoy no conoces nada, pero podrás llegar a entender la sumisión y sentir con la Dominación. Siempre creemos que sabemos casi todo, pero cada día nos sorprendemos con cosas nuevas o notamos que vamos sintiendo de otra manera. El gran puzle ira completándose pieza a pieza. Las irás viendo encajar y comprenderás que no sabías tanto como creías, hablo de sentimientos, la Dominación sin sentimientos no es Dominación.

Hablo por ejemplo, de que crees que jamás seras capaz de volverte a entregar, un día sabrás que si eres capaz.

Hablo de que si conoces algo hasta un determinado nivel, comprobarás que no sabías que existía otro nivel hasta que lo sientas.

Tu no controlas lo que sientes, no eres fría y calculadora, tu mente no domina tu alma, necesitas del alma también para vivir.

Cuando piensas e imaginas las cosas que llenarían más tu alma no puedes dejar de ver eso, aunque quieras. No es el camino, no es posible decir “pues ahora no soy sumisa, no me gusta la Dominación, no ansío estar a los pies de mi dios, olerle, sentirle, disfrutar de su placer".

Saber que eres sumisa y negarte a vivirlo generara un sentimiento permanente de vacío en tu alma.

Te pueden arrebatar de golpe el collar que con tanta ilusión te ponías, te podrán arrebatar de golpe la mordaza o la fusta o la cera o las sensaciones que tenías al sentir la saliva de tu Dueño caer sobre ti, pero nadie, nadie te puede arrebatar la sumisión que habita en ti..."


Gracias AANGEL...


















viernes, 18 de febrero de 2011














En que parte del camino se pierde el alma?


En que momento de nuestra existencia caemos en la cuenta de que somos incapaces de sentir?


Creo que a todos nos llega, a unos más tarde que a otros, pero no siempre nos damos cuenta de que esa capacidad ha dejado de existir en nuestro interior. Seguimos aferrandonos a ella por costumbre, porque ni siquiera hemos notado su ausencia o por temor a reconocer que ya no está.


A veces aparece de sopetón, como una muerte inesperada, y eso nos conduce a la desesperación. Pero otras, llega después de “una larga enfermedad”, por lo que nos hemos ido acostumbrando a la idea de perderla.





jueves, 17 de febrero de 2011

Gestos muy dominantes (Lo prometido es deuda...)







Con este gesto el Dominante calibra la capacidad para el placer que posee la boca de su perra. 




Comprueba sus dientes y su lengua, así como su íntima humedad, lo que ayudará a hacer más placentero su uso.




Hay que comprobar que la boca tiene suficiente capacidad para albergar el regalo que se le va a hacer a la perra para que lo lama, lo saboree y le otorgue un placer infinito a su Señor





martes, 15 de febrero de 2011


Hace sólo unos días hablaba aquí mismo de mis sentimientos y sensaciones al encontrar esta forma de vida, y al verme integrada en ella.


Hablaba de mis dudas en muchos momentos dificiles y no tan dificiles. Pero a pesar de ello nunca he dejado de reconocer que soy sumisa.


Ese día pensé que debía reflexionar, analizar y decidir lo que era mejor para mi.


Hoy creo, que a pesar de la evidencia de lo que soy, y de lo que seré siempre, debo mirar este mundo como una simple espectadora, alguien que observa pero no participa en la función.


Bien es cierto que no se si esta decisión será definitiva o por el contrario mi mente se iluminará mañana con una nueva ilusión.


Sea cual sea el resultado, mi alma siempre será sumisa.







domingo, 13 de febrero de 2011







Solo quiero dormir, dormir sin soñar...

Dormir sin tener conciencia de que no estoy despierta... 

Dormir y despertar cuando mis heridas estén curadas, cuando sólo las cicatrices me recuerden vagamente su existencia...

Dejar de sentir el dolor que provoca la lenta curación de mi alma...

Quiero despertar y no recordar...

Quiero que mi vuelta al mundo de la vigilia sea un renacer a la calma...



viernes, 11 de febrero de 2011



Repudiada...



y abandonada...






jueves, 10 de febrero de 2011























martes, 8 de febrero de 2011















 Siempre suya...

lunes, 7 de febrero de 2011

En su día me sentí muy afortunada de haber encontrado este mundo y saber que formaba parte de él, de entender que lo que sentía estaba englobado en una forma de ver la vida que, como yo, compartía mucha gente. 


Me fui haciendo a la idea, poco a poco, de que era sumisa, y adapté mis vivencias para acomodarlas a dicha situación.





Pero, al igual que mucha otra gente, hubo infinidad de momentos que renegué de dicha condición, quizá cansada de situaciones difíciles o incomodas, pero siempre volvía a reconocer lo evidente...

Quizá esté llegando el momento de reflexionar, analizar y decidir que es lo mejor para mi.


sábado, 5 de febrero de 2011














viernes, 4 de febrero de 2011



Me pregunto porque a veces insistimos en mantener situaciones que no nos benefician, es más, que terminan machacándonos sin apenas notarlo.

Es como la gotita que cae siempre en el mismo punto de una superficie, algo que no se nota a simple vista, pero que la va horadando lentamente hasta agujerearla.

Quizá esa gota no es algo que nos alarme, no la notamos en el día a día, pero puede llegar a convertirse en un verdadero infierno.

Va mermando eso que llamamos dignidad y que tanto trabajo cuesta mantener intacta. El amor propio también sale dañado, pero es un mal menor comparado con lo anterior.

Pequeños detalles se suman para que la humillación que, quizá nos parecía mínima, vaya aumentando como una gran bola de nieve en caida libre que arrasa todo lo que encuentra a su paso. 















martes, 1 de febrero de 2011